Saltar al contenido

DÍA INTERNACIONAL DEL AUTISMO

Nos seguimos preguntando constantemente que significa la palabra autismo, que conlleva vivir con la condición/trastorno siendo una persona TEA. 

El autismo seguramente nos impedirá o dificultará  a muchas personas lograr aquello que un día creíamos poder realizar y compartir, el autismo diariamente nos aleja de las personas que tenemos cerca por la dificultad que mostramos  para socializar y compartir, pero creedme si os digo, que para que personas como yo,  como tantas millones de personas en el mundo puedan tener una mejor calidad de vida, se necesita, que la sociedad entienda el verdadero significado de la palabra “ inclusión “.

La sociedad debe entender que al autismo no se le debe tener miedo, y para poder dejar de tener miedo debemos entre todos empezar a saber y querer convivir unos con otros. El autismo no es enfermedad, así que, no existe una cura milagrosa, lo que si existe es: la certeza de poder ver, comprender, y entender el autismo con otros ojos, con los ojos de las personas que lo viven desde dentro, que lo muestran allá donde van porque no tienen cómo dejar su condición / trastorno  en casa y deshacerse de él,  así quizá, si observamos y nos dedicamos a convivir , lograremos que el autismo se entienda  y disfrute  de otra manera, mejor, se disfrutará de 365 maneras  diferentes de vivir el autismo. 

    El autismo no tiene marca que lo defina, muchas personas no tienen la suerte de poder ser comprendidas sin tener que pronunciar las palabras “soy autista”, y es que cuando esto ocurre, cuando tienes que expresar al mundo tu condición de persona TEA, todo se vuelve un poco más incierto a tu alrededor, más confuso, aparece el miedo en los que te rodean, la incertidumbre de cómo actuar, de hasta donde puedo llegar, o hasta donde puedo intervenir, es un factor que todavía hoy dificulta el día a día de las personas que vivimos el autismo desde dentro.

Desgraciadamente vivimos en una sociedad donde los espacios inclusivos son mínimos, seguimos sin tener una cifra exacta de las personas con autismo en nuestro país, la posibilidad de poder disponer un diagnóstico certero a temprana edad es sumamente difícil y costoso, la sociedad muestra poca empatía con este gran grupo de personas (TEA) debido a su escasa información y no conocer esta condición / trastorno.

Las personas TEA a menudo deben adaptarse al ritmo que marca la sociedad para poder ser aceptadas en el día a día, en lugar de que la sociedad los incluya y acepte como son.

Las personas con autismo deberían poder acceder a todos los servicios y espacios de consumo, pero para que esto fuera así, los prestadores de servicios necesitan saber cómo comprender y adaptarse a dicha población, para poder ofrecer un servicio inclusivo.

Sabemos del esfuerzo y los deseos que constantemente la ONU se encarga de transmitir al mundo, sabemos lo complejo y difícil que es conseguir cambiar no a las personas, pero si su manera de entender una discapacidad no visible.

Por todo ello, recalcando las palabras de las Naciones Unidas, debemos ir un poco más allá, no podemos conformarnos con saber que tenemos unos derechos a los que acogernos, si ni tan siquiera podemos tener como conseguir un diagnostico por la dificultad del proceso tan lento y por su precio tan elevado.

La gran mayoría de familias son incapaces de poder pagar una terapia necesaria para sus hijos, los precios en nuestro país México son abusivos con respecto al nivel de vida de la sociedad, de nada sirve intentar conseguir una inclusión si primero no ayudamos a que las familias necesitadas puedan luchar por sentirse integradas.

En México sigue sin existir una cifra real, concreta de personas que están dentro del espectro autista, se nos dijo de un programa nuevo en el censo, de la posibilidad de ser computados para empezar a formar parte de un total de la población, pero verdaderamente el cuestionario distaba mucho de lo que en un principio se anunció, el proceso se basó en un mero cuestionario incierto que continua sin reflejar el verdadero número de personas con esta condición en México, y mientras esto siga ocurriendo, mientras no tengamos un número real al que acogernos, las políticas públicas continuarán siendo inciertas e ineficaces.

La educación, la salud, el trabajo, el ocio siguen siendo barreras para las personas con discapacidad, seguimos sintiéndonos muy alejados de poder formar parte del día a día sin ser juzgados, sin ser rechazados, o peor aun, sin tener la oportunidad de optar a ser parte de la sociedad.

Es por esta razón, que no basta solamente con querer incluir, debemos sensibilizar y generar conciencia para que todos podamos tener oportunidades y respaldarnos en unos derechos fundamentales y básicos para tener una vida digna.

Invito a todas las asociaciones de México a querer llegar más allá por el autismo, necesitamos dar un paso más y luchar por las desigualdades, lograr la accesibilidad a todos los rincones del país sin tener que estar reclamando derechos, debemos conseguir que la inclusión no sea un privilegio y que lo único que nos separa los unos de los otros sea el propio derecho a poder decir no.

Categorías

Sin categoría

oteaautismo Ver todo

Somos una asociación civil dedicada a la mejora de calidad de vida de las personas con autismo. Nos dedicamos a la capacitación de empresas, profesionales, estudiantes, así como a ayudar a lograr optimizar y mejorar sus espacios públicos para lograr que las personas TEA se sientan más cómodas y seguras. Entre todos queremos lograr que la sociedad sea más inclusiva y consciente de la importancia de los pequeños detalles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: