Saltar al contenido

LOS CASTIGOS

Recientemente se ha aprobado un proyecto por parte de los senadores de México junto con Josefina Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de la Niñez y adolescencia, para prohibir que los padres “castiguen/ corrijan” a sus hijos a base de golpes.

Me resulta incómoda la palabra “castigo”, de entrada, parece hacer hincapié en otorgar un relativo poder a aquella persona que por medio de la fuerza física u oral se cree con derecho a lastimar a otra persona.

Es extraño que se haya tenido que decidir, votar como algo invalido, tan preocupante e innecesario como es el agredir a tu propio hijo para su mejor educación. En qué punto los padres, el ser humano, ¿perdió el sentido común de la vida? Quién nos hizo creer, quién nos enseño y demostró que el golpeo físico era una alternativa valida para conseguir aquello que tal vez con el diálogo y la voz no supimos lograr.

Según Unicef 6 de cada 10 niños mexicanos son disciplinados a golpes, estos datos tan preocupantes y peligrosos no sólo vulneran los derechos humanos de los niños, sino qué al mismo tiempo, ponen en riesgo de crear y limitar consecuencias insalvables en la vida de los menores.

Un niño criado a golpes será mañana una persona insegura, irascible y posiblemente llena de dolor interno. Cada vida golpeada es una prueba inequívoca de un fallo del sistema, un fallo en la educación, un fallo en la familia.

Aplaudo y me alegra saber que hay personas dispuestas y comprometidas en México a mejorar la calidad de vida de los niños, que se preocupan y esfuerzan en lograr algo que, a mi entender, jamás debimos tener que llegar a plantearnos, como es: decir a los padres, cuidadores, que ya no pueden golpear a sus hijos para educarlos.

El futuro es lo que todavía no ha llegado, pero el presente es lo que nos hará poder llegar a él. Si hoy lo lastimamos, si hoy no lo cuidamos de nada servirá el preocuparnos mañana.

Ahora entre todos, tenemos la obligación de poder ofrecer a todas las familias más vulnerables y necesitadas la oportunidad de comprender y controlar todas las situaciones adversas que durante el día se puedan producir.

Oteaautismo tiende la mano a la población para poder entender, comprender y aceptar a toda persona que dentro de su condición/ trastorno pueda necesitar unas atenciones especiales para desarrollarse y ejercer sus obligaciones sin que sus derechos se vean vulnerados.

Oteaautismo genera cambio a través del paradigma de ver las cosas como el otro las ve, todos aportamos porque todos somos validos.

La inclusión es el único camino para lograr una igualdad que hoy sigue siendo carente en nuestro país y en el mundo entero.

Categorías

Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: